Asus ROG Phone, análisis y opinión

Si no sabes qué móvil gaming comprar, seguramente el Asus ROG Phone es una de las opciones que están sobre la mesa.
Este móvil destaca por su diseño, su rendimiento y algunos extras relacionados con los videojuegos, como sus botones capacitivos auxiliares.
A continuación te contamos qué nos ha parecido tras probarlo a fondo durante unas semanas.
Esta es la review completa del Asus ROG Phone.
Sometemos a análisis el Asus ROG Phone, uno de los mejores móviles gaming del mercado.
Esto es lo que nos ha parecido tras probarlo durante unas semanas.
Leer artículo completo en ComputerHoy Poco a poco el mercado móvil se ha ido llenando de smartphones gaming, algunos de ellos de marcas conocidas de sobra por los aficionados a los videojuegos, como por ejemplo el Razer Phone 2.
No obstante, el móvil que sometemos a análisis es el Asus ROG Phone, sin duda su competencia directa.
Se trata de un móvil que sobre el papel poco tiene que envidiar a cualquier otro, llegando a superar en especificaciones a la mayoría de los rivales.
Sin embargo, ya sabemos que el papel a veces engaña y el desempeño no es el esperado.
En este caso no ha sido así, como te contamos a lo largo de la review del Asus ROG Phone, un móvil gaming que sí ofrece características diferenciadoras, más allá de un procesador potente y mucha memoria RAM.
  Asus ROG Phone Tamaño 158,8 x 76,2 x 8,3 mm Peso 200 g Tamaño de pantalla 6" Panel AMOLED Resolución 2.160 x 1.080 Densidad de píxeles 402ppp Tasa de refresco 60 Hz / 90 Hz Proporción cuerpo-pantalla 76,8% Notch No Procesador Snapdragon 845 RAM 8 GB Almacenamiento 128 / 512 GB Batería 4.000 mAh Cámara trasera 12 Mpx f/1.8 8 Mpx Estabilización óptica Cámara de selfies 8 Mpx f/1.8 WiFi AC + AD Bluetooth 5.0 Precio de lanzamiento 899€ No obstante, su principal problema -y aquí nos adelantamos un poco- es este último punto de la tabla, su precio.
Una cifra elevada, un lastre que quizás se vaya aminorando con el paso del tiempo pero que ahora mismo no se puede pasar por alto.  Diseñado pensando en juegos, para lo bueno y para lo malo Los últimos años han sido bastante monótonos en lo que a diseños de móviles respecta, con configuraciones que se han repetido una y otra vez hasta la saciedad.
Eso no ocurre en móviles gaming, que copian la estética de los periféricos para PC, bastante heterodoxos en todos los sentidos.
Es por eso que al echar el guante al ROG Phone te llama la atención su aspecto.
Da la sensación, sobre todo si lo ves por detrás, de estar construido por pieza, muy "robocop".
Sin embargo no es así, y todo tiene su explicación.
Su tapa trasera es de cristal -con Gorilla Glass 5 como protección-, con la salvedad de la parte en la que está el conducto de ventilación, que es de policarbonato.
Los marcos son metálicos, y por eso da la sensación de tener un diseño muy diverso, porque se juntan varios materiales.
El logo de Asus ROG es en realidad una luz LED.
Además, apenas hay líneas curvas en el diseño de su zona trasera, y eso acentúa la sensación de tener un móvil construido por partes.  Llamativo es, de eso no cabe duda, como todos los accesorios gaming.
No está pensado para el gran público, sino para aquellos acostumbrados a la iluminación RGB y los periféricos más llamativos.
Dicho esto, hay varios puntos de su diseño en los que merece la pena entrar en profundidad.
Por ejemplo, los altavoces, situados arriba y abajo de la pantalla, todo un acierto ya que permiten jugar en modo horizontal sin tapar la salida de audio.
Otro detalle importante es la posición del puerto USB, que no está centrado sino desplazado hacia uno de los lados.
Está pensado para que puedas sostener el móvil mientras juegas y conectarlo a la corriente sin que el conector te moleste, aunque también puedes conectarlo a otro puerto USB que tiene en uno de los laterales, el que sirve para conectar periféricos como mandos o ventilador extra.
Su peso es de 200 gramos, un poco más elevado de lo normal, aunque teniendo en cuenta los materiales utilizados y lo que ofrece, no se puede decir que sea un móvil pesado.
Como ya hemos señalado todo lo positivo -la estética ya depende de tus gustos- también tenemos que hablar de algo que casi todo el mundo puede pasar por alto: si eres zurdo, te costará un poco más desbloquear el móvil con tu huella, que está ligeramente desplazada hacia el lado izquierdo en la tapa trasera.
  Asus ROG Phone Razer Phone 2 Huawei Mate 20X Xiaomi Black Shark Helo Honor Play Tamaño 158,8 x 76,2 x 8,3 mm 158,5 x 79 x 8,5 mm 174,6 x 85,4 x 8,2 mm 160 x 75,2 x 8,7 mm 157,9 x 74,3 x 7,5 mm Peso 200 g 220 g 232 g 190 g 176 g Tamaño de pantalla 6" 5,72" 7,2" 6,01" 6,3" Panel AMOLED LCD IGZO IPS AMOLED AMOLED IPS LCD Resolución 2160 x 1080 2560 x 1440 2244 x 1080 2160 x 1080 2340 x 1080 Puntos por pulgada 402 513 346 402 409 Tasa de refresco 90 Hz 120 Hz N.D.
N.D.
N.D.
Proporción cuerpo-pantalla 76,8% 72% 87,6% 77,5% 83% Notch No No Sí (tipo gota) No Sí (ancho) Procesador Snapdragon 845 Snapdragon 845 Kirin 980 Snapdragon 845 Kirin 970 RAM 8 GB 8 GB 6 GB 6 / 8 /10 GB 4 / 6 GB Almacenamiento 128 / 512 GB 64 GB 128 GB 128 / 256 GB 64 GB Batería 4.000 mAh 4.000 mAh 5.000 mAh 4.000 mAh 3.750 mAh Cámara trasera 12 Mpx f/1.8 8 Mpx Estabilización óptica 12 Mpx f/1.8 12 Mpx Estabilización óptica 40 Mpx f/1.8 20 Mpx f/2.2 8 Mpx f/2.4 Estabilización óptica 12 Mpxf/1.8 20 Mpx 16 Mpx 2 Mpx Cámara de selfies 8 Mpx f/1.8 8 Mpx f/2.0 24 Mpx f/2.0 20 Mpx f/2.2 16 Mpx f/2.0 WiFi AC + AD AC AC AC AC Bluetooth 5.0 5.0 5.0 5.0 4.2 Precio de lanzamiento 899€ 849,99€ 899€ 450€ 329€ No es un movimiento natural de desbloqueo con la mano izquierda, sino que tienes que forzar un poco el dedo para hacerlo.
Por suerte este teléfono tiene desbloqueo facial.
El jack de auriculares está situado en la zona inferior, y sí molesta bastante si quieres jugar y usarlo con normalidad, aunque no había muchas más alternativas.
Buena pantalla, y sin notch, aunque lejos de las mejores La pantalla del ROG Phone de Asus es más que destacable.
Es buena por varios motivos que se pueden ver con sólo echar un ojo a la lista de especificaciones: Full HD+, HDR 10, 76,8% de proporción pantalla-cuerpo y protección Corning Gorilla Glass 6, la mejor ahora mismo.
No están nada mal, y eso es cierto, pero también lo es que hay pantallas mejores.
Así brilla por sectores la pantalla del Asus ROG Phone.
Por los 950 euros que cuesta este móvil, si tu prioridad es un buen panel, hay otros que equipan algo más espectacular.
No obstante cumple con su cometido a la perfección, sobre todo si odias el notch, ausente aquí.
Se ve perfectamente a plena luz del día, tiene buenos ángulos de visión y una buena tasa de refresco, algo fundamental a la hora de jugar.
No llega a los 120 Hz del Razer Phone 2, pero se queda cerca en 90 Hz configurables 60 Hz si lo prefieres.
Hay que tener en cuenta que hablamos de formato 18:9 y panel AMOLED, dos datos a tener en cuenta.
Este segundo aspecto es especialmente importante porque permite activar el Always On Display, para ver la hora en pantalla incluso con el móvil apagado.
No obstante, como explicaremos más adelante, el Always On es casi incompatible con el desbloqueo facial.
Está claro, a modo de conclusión del análisis de la pantalla del Asus ROG Phone, que no era la prioridad absoluta para el fabricante.
Han preferido invertir en pulir otras áreas y equipar una pantalla por encima de la gama media, pero no demasiado.
Quizás podría ser QHD o llegar a los 120 Hz de refresco del Razer Phone, pero no es así, aunque no se puede decir que esta circunstancia afecte demasiado a la valoración final.
Así se ve la pantalla del Asus ROG Phone desde distintos ángulos.
Interfaz visualmente mejorable, aunque muy funcional Por muy acostumbrado que se esté a la estética de los componentes y periféricos gaming, la capa de personalización de Asus para este móvil, ZenUI, tiene una estética que va más allá de lo peculiar.
Bonita no es, eso seguro, y es que los iconos están rodeados de una especie de luz de neón que hace que sea de todo menos atractiva.
Es sólo un ejemplo.
Por ejemplo los menús están en fondo negro con detalles en naranja, algo que por suerte se puede modificar desde el apartado Temas, aunque no hemos visto nada que se parezca al Android "normal".
En las capturas que adjuntamos en este apartado de puede ver cómo luce.
Juzguen ustedes mismos.
La estética es uno de los peores puntos de su interfaz y software, aunque hay que decir que es uno de los pocos que tiene.
Si tu sentido del gusto es capaz de soportar ZenUI -o si te gusta, que sobre gustos no hay nada escrito- lo demás irá sobre ruedas.
Las opciones añadidas por Asus sobre Android 8.1 son bastante útiles y no sobrecargan mucho el sistema.
Es cierto que el móvil viene con varias aplicaciones preinstaladas, como por ejemplo la mencionada Temas, pero nada muy invasivo: Galería, cámara, calculadora y poco más.
Bien por Asus en este sentido.
Además, ofrece opciones que están ya en casi todas las capas de personalización de Android, como optimizar el uso de la batería o limpiar archivos basura del sistema.
Aunque puede que nunca las uses, como no hace que el sistema funcione más lento nunca está de más contar con ellas.
No son apps como tales sino que están dentro de los Ajustes, sin estorbar en absoluto.
De los elementos interesantes y que nos han gustado hay otro, importado directamente de los Google Pixel: puedes usar el botón de huella dactilar para hacer scroll en páginas web y abrir el panel de notificaciones.
Sólo deslizas hacia abajo y ves si tienes mensajes pendientes, muy cómodo.
Modo X y Genio de juegos: por esto es ROG ROG significa Republic of Gamers, y es la etiqueta de Asus para todos sus productos destinados a los videojuegos, pero ¿por qué es este móvil ROG? Por el hardware, sin duda, aunque sin los detalles extra sería un móvil de gama alta más.
Es gaming porque tiene botones capacitivos para jugar, además de los que ya vienen en todos los móviles, pero también por el software.
En concreto hay dos detalles bastante útiles y que nos han gustado: el llamado Modo X y el Genio de Juegos.
El primero de ellos es un modo especial que optimiza el rendimiento del hardware, según la propia marca.
Lo puedes activar desde los Ajustes de la batería y, evidentemente, aumenta el consumo.
Es recomendable usarlo sólo cuando vas a jugar.
Básicamente suprime procesos en segundo plano y mejora la refrigeración, haciendo que los juegos funcionen mejor durante más tiempo.
No tiene nada que ver con el conocido como overclocking para CPU.
En este caso lo que optimiza es el software para liberar de carga al procesador y la gráfica, nada más.
Bueno, y otra cosa: con el Modo X se activa el LED trasero de ROG.
Tiene varios modos de iluminación que puedes modificar desde la suite de juegos.
El otro añadido al software es un elemento clave en esta review del Asus ROG Phone, un motivo para comprarlo, aunque de primeras pueda parecer demasiado superficial.
Es un menú que se activa en cuanto abres un juego.
Sólo tienes que deslizar desde la zona derecha de la pantalla para abrir el menú.
Dentro están todas las opciones que ofrece, muchas de ellas muy útiles.
Por ejemplo, puedes activar el modo bloqueo, que desactiva los botones virtuales para que no los pulses sin querer mientras juegas.
También puedes bloquear el brillo de pantalla, para que no oscile usando el brillo automático.
El modo no molestar hace que no entren ni llamadas ni notificaciones durante una partida, algo que puede hacerte perderla.
Además, permite optimizar los recursos borrando apps en segundo plano y grabar la pantalla.
Si además conectas al Genio de Juegos tu cuenta de YouTube o Twitch, puedes emitir directamente a tu canal sin tener que hacer nada más.
En definitiva, si pasas horas jugando con el móvil puedes sacarle mucho partido al software del ROG Phone.
Es lo que lo hace distinto de, por ejemplo, un Samsung Galaxy S9, algo más que un móvil potente con Snapdragon 845 y mucha memoria RAM.
El rendimiento esperado con Snapdragon 845 Cuando compras un móvil con Snapdragon 845 y 8 GB de RAM, esperas un rendimiento excelente, y en este caso es así.
No podía ser de otra forma; mucho tendría que haber errado Asus en la optimización del software para estropear el desempeño de un chip que lleva un año garantizado fluidez y estabilidad en decenas de móviles de distintas marcas.
Que no te quepa duda: con este móvil no vas a tener problemas para jugar a cualquier juego con la máxima calidad gráfica, ya sea Asphalt, PUBG, Arena of Valor o Brawl Stars, cuatro de los que hemos probado durante estas semanas.
En todos puedes jugar sin ningún problemas y sin nada de ralentizaciones, tanto cuando juegas en Modo X como si juegas en Modo estándar.  Los benchmarks lo avalan, aunque en este caso repiten los valores de otros móviles con el mismo procesador, nada nuevo bajo el sol, y es que como ya hemos mencionado son detalles ajenos al rendimiento lo que hacen del Asus ROG Phone un móvil gaming que merece la pena, aunque está claro que por potencia no tiene nada que envidiar a la competencia.
Eso sí, aunque este móvil merece muchos halagos, hay algo que no nos ha gustado mucho: se calienta un poco más de lo normal, y por supuesto mucho más de lo que debería hacerlo un móvil con refrigeración por cámara de vapor.
En particular en la zona que rodea al procesador y al LED la temperatura es bastante alta instantes después de iniciar ciertos juegos.
No con todos se calienta.
Por ejemplo algunos títulos más básicos como Brawl Stars no tienen impacto alguno, pero sí con otros como Arena of Valor.
Para compensar, en la caja del móvil viene incluido un ventilados que se conecta al puerto USB extra.
Con él se soluciona el problema, aunque si lo usas a máxima velocidad no sólo hace mucho ruido sino que agota la batería a un ritmo vertiginoso.
  Asus ROG Phone Razer Phone 2 Huawei Mate 20X Honor Play Procesador Snapdragon 845 Snapdragon 845 Kirin 980 Kirin 970 Memoria RAM 8 GB 8 GB 6 GB 4 GB AnTuTu 299.784 286.254 303.956 206.626 3D Mark (Sling Shot Extreme) 4.737 4.619 4.270 2.989 PC Mark 2.0 9.371 8.532 7.843 9.326 AI Mark 1.213 N.D.
N.D.
N.D.
Puerto para gadgets y botones hápticos, interesantes extras El diseño del ROG Phone incluye cuatro elementos que son más que útiles, aunque no para todo el mundo ni en todos los juegos.
Para empezar, cuenta con tres botones hápticos con vibración ultrasónica.
¿Para qué sirven? Asus los ha llamado Airtriggers, y funciona a modo de botones extra en ciertos juegos, aunque no en todos.
Por ejemplo, hacen las veces de lo que serían los botones R1 y L1 en PlayStation, y pueden sustituir a los botones táctiles en algunos juegos.
Están bien en títulos como PUBG, ya que sirven para consumir medicinas o cambiar de armas mucho más rápido que sin ellos.
Es un añadido bueno, aunque sería mucho mejor si se pudiera elegir qué acción van a hacer.
En Brawl Stars, por ejemplo, sólo sirven para disparar y nada más, no se puede configurar de otra forma.
El otro elemento es un puerto extra, dos en realidad: uno de USB Tipo C y otro especial para gadgets como pueden ser Gamepads o dock para PC.
Claro está que estos gadgets los tienes que comprar aparte, pero en algunos casos puede merecerte la pena.
En nuestro caso hemos podido probar el ventilador, que sí ayuda y mucho en la disipación de calor.
Sonido estéreo y vibración increíble En este análisis del Asus ROG Phone hemos emitido opiniones positivas, negativas y regulares sobre varios aspectos.
Una de las cosas de las que tenemos que hablar bien obligatoriamente es el sonido y también la vibración, dos detalles que nos han encantado, sinceramente.
En el diseño hemos hablado de la localización de sus dos altavoces: uno justo encima de la pantalla -donde estaría el notch en otros teléfonos- y otro bajo ella.
Esto tiene un efecto estéreo envolvente verdaderamente espectacular en juegos y en vídeos, muy lejos del sonido plano que ofrecen otros móviles, incluso en la gama alta.
La tecnología utilizada es DTS:X Ultra 1.0 y el resultado, insistimos, merece y mucho la pena.
Realmente es una característica diferencial con respecto a la competencia.
Además es prácticamente imposible taponar los altavoces mientras juegas, algo que por desgracia ocurre frecuentemente cuuando estos están situados en el marco inferior, junto al puerto USB.
La vibración es otro punto a favor.
Aunque Asus lo ha calificado como "sistema avanzado", la verdad es que este calificativo no ayuda a comprender de qué hablamos.
Digamos que dependiendo de la acción que transcurra, la vibración será más o menos intensa, más suave o más "gruesa", con muchos más matices y niveles de intensidad que otros teléfonos.
Mientras juegas ayuda y mucho a sumergirte en la acción, y podríamos decir que su sistema de vibración es mucho mejor que el del Dualshock V4 de PS4, por poner un ejemplo que todo el mundo conoce.
Si te golpean jugando, vibra fuerte, si el terreno se mueve en el mismo juego, vibra de forma más suave, aunque evidentemente depende del juego del que estemos hablando.
Junto con el software especializado para juegos, los botones hápticos y puerto adicional, podemos decir que son argumentos suficientes para convencer a cualquier gamer de que el Asus ROG Phone es el mejor móvil para gaming o está muy cerca de serlo por estos detalles.
¿Suficiente batería? Depende de ti 4.000 mAh de capacidad de batería es una cantidad más que suficiente en cualquier móvil, incluso si éste equipa 8 GB de RAM y un Snapdragon 845.
Así lo atestigua el propio Asus ROG, que en modo "normal" y sin jugar demasiado aguanta perfectamente un día y medio, sin problema alguno.
Las curvas vienen cuando empiezas a usar el móvil para lo que está pensado: jugar y lucir su diseño, con el LED trasero.
O peor: cuando conectas el ventilador para evitar sobrecalentamientos.
En esos casos queda patente que en realidad los 4.000 mAh no están pensados para que tires de ellos jugando en la calle o en el metro, a menos que lo hagas ocasionalmente.
Si quieres jugar durante horas en Modo X y con el ventilador, más te vale hacerlo en casa, a poder ser con el cargador conectado.
Si sacas la artillería y usas este móvil como un dispositivo gaming, la batería vuela.
Hablamos de en torno a un 20% en media hora de juego, aunque si usas ajustes más modestos el consumo es bastante decente.
Establecer un consumo por minuto o por hora en videojuegos es difícil, y es que depende de a qué juegues y cómo juegues, aunque se puede resumir así: con este móvil no irás apurado de batería, no se puede decir que su batería dure poco ni mucho menos, salvo en los casos que hemos citado.
Asus ha hecho un buen trabajo de optimización aquí, reduciendo en la medida de lo posible el consumo, un reto complicado cuando tienes tantos componentes consumiendo mAh a marchas forzadas.
Evidentemente con Modo X, LED y periféricos la cosa cambia, pero es prácticamente inevitable.
Independientemente del consumo y la capacidad viene la velocidad de carga.
En este caso hablamos de QuickCharge 4.0+ de Qualcomm, el mejor estándar ahora mismo en procesadores Snapdragon.
El cargador de 5V 3A viene incluido en el pack, así que no tienes que preocuparte de nada porque desde el minuto 1 estarás cargando tu móvil a la mayor velocidad posible.
Así evoluciona la batería del Asus ROG Phone durante la carga ¿Y cuál es la mayor velocidad? Aproximadamente 80 minutos para una carga completa, llegando al 50% en sólo 25 minutos.
No está nada mal, aunque se queda algo lejos de SuperVOOC, la carga de los Oppo y OnePlus.
Es una velocidad más que decente que te permite salir de casa con suficiente batería si tienes que cargar el móvil de urgencia.
En 10 minutos tienes el 22%.
En la imagen que adjuntamos arriba se puede ver cómo evoluciona dicha carga.
Se frena un poco al final, algo habitual en prácticamente todos los móviles.
Un detalle que incluye su software es la llamada "Carga por IA" que puedes activar en los Ajustes.
Se trata ni más ni menos de reducir la cantidad de energía que entra cuando la carga está cerca de completarse, una forma de evitar dañar la pila a largo plazo.
Buena aplicación de cámara y resultados, aunque no es su principal punto fuerte Como ya hemos dicho varias veces a lo largo de esta review del Asus ROG Phone, es un móvil gaming pensado para jugar de principio a fin, y eso significa que hay algunos aspectos en los que la marca ha tenido que ceder y ahorrar para poder equipar lo mejor en diseño, batería y rendimiento.
Uno de esos aspectos es la cámara, que es buena pero no tan buena como cabría esperar de un móvil que cuesta casi 900 euros.
Está claro que en un smartphone gaming no es una prioridad, y Asus lo sabe.
Las fotos realizadas con la cámara del Asus ROG Phone lo atestiguan en varias situaciones.
En este enlace podéis verlas todas en su resolución original.
Galería de fotos realizadas con la cámara del Asus ROG Phone (12) Ver galería Galería de fotos realizadas con la cámara del Asus ROG Phone (1/) Fotografías realizadas con la cámara del Asus ROG Phone Fotografías realizadas con la cámara del Asus ROG Phone Fotografías realizadas con la cámara del Asus ROG Phone Fotografías realizadas con la cámara del Asus ROG Phone Fotografías realizadas con la cámara del Asus ROG Phone Fotografías realizadas con la cámara del Asus ROG Phone Fotografías tomadas con la cámara del Asus ROG Phone Fotografías realizadas con la cámara del Asus ROG Phone Fotografías realizadas con la cámara del Asus ROG Phone Fotografías realizadas con la cámara del Asus ROG Phone Fotografías tomadas con la cámara del Asus ROG Phone Fotografías tomadas con la cámara del Asus ROG Phone Como se puede ver en las que acompañan este apartado, los colores y texturas son impecables, bastante fieles a la realidad cuando hay buena luz.
Por la noche los resultados también son decentes, aunque hay móviles que cuestan mucho menos y hacen mejores fotos nocturnas.
La nitidez cuando la luz es escasa baja drásticamente, aunque la cámara del ROG Phone sabe sacar iluminación de donde no la hay.
En la siguiente foto, por ejemplo, hay mucha más luz de la que pudimos observar con nuestros propios ojos.
No obstante, si se amplía cualquier punto de la instantánea es fácil comprobar que la calidad de las texturas es bastante escasa, algo que no es normal en un móvil de este precio.
En la siguiente imagen comparativa también podemos ver una de las cosas más interesantes de su cámara, el modo gran angular.
Con él podrás captar mayor ángulo, aunque eso sí, rebajando un poco más la calidad.
Evidentemente, con las fotos que hagas con este smartphone tendrás suficiente si no eres amante de la fotografía o si valoras más otras características.
A su favor hay que decir que cuenta con estabilizador óptico de cuatro ejes y vídeo 4K FPS, dos prestaciones que podemos calificar como de gama alta.
Modo retrato ajustable El modo retrato es el modo estrella del momento.
Pocas fotos de perfil en redes sociales no son con este desenfoque de fondo que hace que luzcas mucho más espectacular, tú o el objeto que fotografías.
Por supuesto, el Asus ROG cuenta con este modo, y lo ejecuta con su única cámara frontal, lo que significa que el recorte se hace a través de software. Otros móviles, como por ejemplo el Pixel 3, lo hacen así, aunque la inversión de Google en el software necesario para ello seguramente es mucho mayor.
¿Son buenas sus fotos? De nuevo tenemos que decir que sí, que están bien, pero sin ser espectaculares.
Para empezar la nitidez es mucho más baja que en la cámara trasera.
Con 8 Mpx y una apertura de f/2.0 había poco donde rascar, sobre todo en selfies nocturnos.
Si miras al detalle las imágenes, se aprecia que hay zonas donde los detalles no se ven demasiado bien.
La barba, las gafas y el pelo están ligeramente borrosos incluso si la luz es perfecta.
El recorte se come algunas zonas de la persona u objeto en primer plano cuando usas la cámara de selfies, uno de los problemas que estamos acostumbrados a ver, aunque en móviles mucho más baratos.
Eso sí, hay varias cosas que nos han gustado.
Por ejemplo, que puedes modificar la apertura a través de la app de cámara para ajustar el efecto de profundidad.
Al aplicarse a través de software, se puede hacer sin problemas.
Un punto a tener en cuenta es que no debes fiarte del aspecto de la foto cuando vas a hacerla.
En la cámara se ven borrosas algunas zonas que luego no lo están cuando ves las fotos en galería.
Tú dispara y luego pregunta.
Aunque a la hora de valorar fotografías todo es subjetivo, no queda más que afirmar que en muchos casos el resultado del modo retrato se ve muy artificial e impostado.
La foto que aparece a la izquierda de este párrafo es un ejemplo de lo que mencionamos en este apartado.
Prácticamente parece hecho a posteriori con algún programa de edición de imagen en el que se haya recortado la figura en primer plano.
Una aplicación de cámara bastante intuitiva y completa A la hora de utilizar una aplicación de cámara para hacer fotos, casi todo el mundo usa la incluida por el fabricante, o la de Google en su defecto.
Se agradece la sencillez, aunque evidentemente cuando hay varios modos a usar, la cosa se complica necesariamente.
La aplicación desarrollada por Asus es bastante buena, incluso siendo muy compleja.
Hay muchos botones y opciones, pero están bien colocados para que sea bastante intuitivo su uso.
Por ejemplo, siempre saber con qué cámara estás haciendo la foto y qué resolución tiene.
Si por ejemplo haces una foto normal con la cámara trasera, se te indica que estás usando la de 12 MP.
Si pasas a hacer un retrato, pasas a usar la de 8 MP.
Además a apenas una pulsación tienes todo: flash, modo HDR, modo gran angular y modo retrato.
Lo activas y desactivas rápidamente, al igual que puedes acceder a los Ajustes de Cámara.
El inconveniente está bastante claro: esta cámara viene con modo IA por defecto y no hay forma de quitarlo.
Va a seleccionar automáticamente la escena quieras tú o no, aunque hay que decir que los retoques son mínimos y bastante buenos.
Conectividad: todo lo necesario e incluso un poco más Expliquemos en primer lugar el título de este apartado, ya que puede resultar un poco confuso: no vas a echar nada de menos en cuanto a conectividad con este móvil, ni siquiera el chip NFC para pagos móviles, y es que tiene de todo y le añade WiGig, el nuevo estándar WiFi tan rápido como el cable, aunque esto tiene un pequeño pero.
WiGig llegará y será importantísimo dentro de unos años, pero ahora mismo hay poquísimas redes compatibles con el estándar WiFi AD, casi ninguna, así que las oportunidades para utilizarlo son mínimas.
De poder hacerlo, sería excelente, ya que ofrece hasta 8 Gbps de velocidad de conexión, pero no ocurre.
No es una característica que reste, así que no es un punto negativo ni mucho menos.
En tu día a día acabarás utilizando el 4G+ al aire libre y el WiFi AC en casa, casi con total seguridad.
Este es el estándar más popular ahora mismo por detrás del WiFi estándar de 2,4 GHz y es bastante más veloz.
Tienes donde elegir, realmente, así que la conexión no va a ser un problema en ningún sitio.
No obstante, esto depende en buena parte de tu router y la configuración que hayas elegido en él.
Es recomendable echarle un vistazo a los Ajustes para mejorar la estabilidad en videojuegos.
Si hacemos un repaso a la conectividad de este móvil, como hemos dicho, tiene de todo.
El Bluetooth se va ya al 5.0, el más moderno, eficiente y rápido, mientras que cuenta no con uno sino con dos puertos USB de Tipo C.
Esto es algo inédito hasta ahora en telefónia, y se agadece bastante.
Hay dos puertos porque uno de ellos está pensado para no obstaculizar mientras juegas y cargas el móvil a la vez, algo que sí ocurre con el jack de auriculares.
Lógicamente, Asus sabe que muchos gamers tienen auriculares gaming de gran calidad y quieren usarlos en el móvil, así que no ha prescindido del jack de 3,5 mm, al menos no en este smartphone.
Un móvil distinto y perfecto para jugar, pero demasiado caro Tras la prueba a fondo del Asus ROG Phone, hemos quedado muy satisfechos con el rendimiento del móvil en prácticamente todos los aspectos.
Verdaderamente Asus ha realizado un buen trabajo, sacando al mercado un móvil distinto y que tiene en cuenta algunas cosas que gustarán a los gamers y que otras marcas pasan por alto.
Está claro que quien ha decidido situar los dos altavoces en el frontal juega habitualmente en su móvil, al igual que la decisión de poner un puerto USB extra en un lateral.
Son guiños de gamer a gamer que se notan y se agradecen.
Además el rendimiento es impecable en todo momento.
No cabía esperar menos de su procesador, RAM y hasta de su pantalla.
Cero quejas en este sentido.
Sin embargo, no se puede valorar un móvil ignorando su precio.
Nuestra opinión sobre el Asus ROG Phone es muy buena, salvo porque es muy caro.
Cierto es que sus detalles lo merecen: el NFC no es gratis, un puerto USB tampoco lo es, el ventilador que viene en la caja ni mucho menos, ni el sonido de alta calidad.
Es un móvil premium que va a un público concreto: los jugadores de móvil, que cada vez son más.
La duda es si este tipo de jugador tiene un presupuesto tan abultado como para apostar por el ROG Phone y sus periféricos.
El éxito que perdurará de este smartphone es señalar el camino para los que vendrán detrás: hay que mimar al jugador y no molestarlo innecesariamente con el diseño o el software, sino darle lo que quiere y permitir que tomen el control de su móvil cuando van a jugar.
En eso Asus lo ha hecho de diez.

Read more in ComputerHoy

Provider

ComputerHoy, Madrid, España